¿Transparencia como estrategia empresarial?

transparencia

Los líderes de las empresas autogestionadas se apoyan en la transparencia de sus organizaciones para con sus colaboradores. No se expone toda la información necesariamente, sino la suficiente como para que todas las personas estén al tanto y conozcan acerca de la empresa en la que trabajan.

Que los resultados obtenidos de manera colectiva estén claros, sean comprendidos por todos y que los sistemas de remuneración (si hubiera) también estén claros para todos.

La transparencia asusta

El mayor temor es que la información se filtre. Como si dentro de esta información estuviésemos compartiendo hasta nuestras contraseñas bancarias personales. Para ser transparente no necesariamente tenemos que partir por mostrar hasta lo que compone el secreto industrial, es información básica y veraz que permita a los colaboradores conocer sobre su organización.

Otro temor es que la competencia se haga de esa información, y que sea usada en nuestra contra. Olvidando que la competencia ya tiene una percepción y suposiciones de la empresa, todos hablan, corren chismes, rumores, etc. Y otro punto es que las empresas no permanecen iguales, saber algo de una empresa hoy no sirve de mucho para mañana.

También hay información sensible que debemos poder identificar, por ejemplo, unas empresas autogestionadas no comparten información salarial porque operan en ciudades que tienen alta criminalidad y exponer esto puede representar un riesgo para ciertas personas. Por ello es importante poder identificar este tema. Pero para compartir información básica sobre la situación de la empresa no necesitamos entrar en ese nivel sensible y delicado.

El verdadero riesgo

Si hay temor a la transparencia no es porque la información pueda ser utilizada en nuestra contra, es porque sabemos que no somos del todo transparentes. Y obviamente nadie lo admitirá, nadie dirá algo como: “declaro menos ganancias para repartir menos dividendos” o algo como: “aunque estemos bien les digo a todos los colaboradores que estamos mal para que se sigan esforzando mucho”.

Ese es un tema “personal” de cada líder y empresa. Tememos mostrarnos tal cual somos porque no es que la información sea utilizada en nuestra contra, sino alguna de nuestras decisiones, algo que estamos haciendo, incluso puede ser con la mejor intención, y tratamos de cubrirnos. De resguardarnos.

Transparencia como estrategia

Uno es lo que es. Esto de querer mostrarnos como empresas más “grandes”, o con más dinero, etc. Ha funcionado para algunos, incluso empresas que se dedican a las estafas muestran la imagen más sólida para atraer a sus víctimas. Pero la transparencia como estrategia tiene beneficios para líderes y colaboradores:

  • Paz mental, cuando no tienes que llevar cuentas de lo que ocultas, evitas gastar energía en ello.
  • Confianza, estamos transmitiendo con el equipo que confiamos en ellos, tanto como para compartir información de la organización, para que como adultos que son, se sumen al esfuerzo colectivo por lograr las metas.
  • Exigencia de hacer las cosas bien, cuando hay transparencia hay una mayor exigencia de hacer las cosas bien siempre, exponiéndonos a los errores, por supuesto, pero con un nuevo estándar donde “ocultar cosas” ya no es una opción y solo nos queda hacer las cosas bien o asumir las consecuencias de los errores, pero todo claro, nada bajo el tapete. Y aquí debo añadir que, aunque pensamos que nadie se entera de los fallos, no es así, eso sala a la luz y la gente lo amplifica, corre el rumor, se vuelve chisme y listo. Eso pasa, no podemos pretender que no, por más que tratemos de ocultar algunas cosas.

La pregunta sobre la transparencia

Mucho del juego de estrategias implica no revelar algún factor que pensamos puede darnos la victoria. Una jugada secreta, una estrategia agresiva, etc. Entonces, ¿es posible seguir siendo un estratega si optamos por un camino de transparencia?

No tengo una respuesta, pienso que la transparencia como tal puede ser una estrategia, pero también entiendo que hay riesgo en poner en el tablero de información: “estamos desarrollando este nuevo producto que será competencia de tal y cual”.

La transparencia va por compartir la situación actual, por mostrar que somos claros y hacemos las cosas de la forma correcta con nuestros colaboradores. El tema de estrategia empresarial/comercial y la gran incidencia de mantener algunas cosas “sorpresa”, lo dejo abierto para más adelante.

¡Buena caza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.