No existe la formación de propietarios ¿Qué deberían saber?

formación de propietarios

El eslogan de moda de las instituciones educativas es que forman líderes, y las escuelas de negocio van más allá indicando que forman emprendedores y empresarios. Pero no, en realidad la gran mayoría solo sigue formando empleados, aunque sean ejecutivos de alto nivel, no es una formación de propietarios.

¿Cómo sabemos que esta formación es tan necesaria? Porque todos conocemos el caso del emprendedor cuya empresa crece y llega al punto de tener que gestionarla desde una perspectiva de propietario y ahí es cuando los problemas surgen. Temas de dejarse absorber por el poder, nunca dejar de verse como un operativo y jamás como un propietario, o, al contrario, transgredir la operación de la empresa y querer meterse en todo bajo la bandera de que “yo soy el propietario y puedo pedir lo que sea a quien sea”.

Y no solo va por los fundadores, también por los herederos, cuando se trata de empresas familiares y toca llevar adelante la sucesión de la 2da o 3ra generación, incluyendo un consorcio de primos, más complejo, con más miembros, vemos imperativa la necesidad de conocer las obligaciones y derechos de un propietario.

Parte de ello se encuentra en la legislación de cada país, pero hay otros aspectos que se requiere conocer de parte de los propietarios. Porque finalmente cada quien debe velar por sus propios intereses bajo la consigna de lograr el bien global de la organización. ¿Qué quiere decir? Que, aunque nuestro objetivo global sea crecer, si no estás atento ejerciendo tu rol de propietario, puede que ese vacío sea llenado por algo que no era lo mejor para la organización ni para ti.

¿Qué debe saber un propietario? Aunque entraremos en detalle en otros posts más adelante. Lo básico es llegara comprender su rol como tal, su derecho a recibir dividendos por su participación en la organización, y al mismo tiempo comprender la necesidad de la organización de reinvertir para crecer.

Además, conocer la forma de trabajo de la organización, su historia, su propósito y finalmente su identidad. Y en base a todo ello definir qué tan activo quiere que sea su rol, si es que quiere tomar alguno, porque salir de la escena también siempre será una opción.

Y, aunque algo más técnico, debe comprender los aspectos básicos de administración y finanzas para tener una mejor lectura y comprensión sobre la realidad de la organización. Claro que hay gente que debe procesar y presentar esa información, pero no podemos eludir nuestra responsabilidad de saber entender esa información.

¡Buena caza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.