PERFLEX – Organizaciones, Negocios y Finanzas
info@perflex.es - info.perflex@gmail.com
+591 67049135

Diferencia de Dirigir, Ejecutar y Operar una organización.

dirigir ejecutar operar

Diferenciar estos roles dentro de tu organización es vital para permitir su evolución, y la tuya como líder.

Cuando la organización es un emprendimiento pequeño estos roles se fusionan en uno y es casi imposible diferenciarlos. Eso es normal. Al principio, vendes, produces, atiendes, cobras, lideras, motivas, etc.

Pero cuando la organización alcanza cierto tamaño notas que ya no puedes hacerlo todo. Es en ese momento cuando debemos tomarnos unos momentos para reflexionar acerca de estos 3 roles.

Operar

Operar: Como su nombre lo indica, se relaciona directamente con la operación de la organización.

Hay quienes consideran incluso al CEO como operador de una organización. Aunque tradicionalmente hace referencia al equipo que se encuentra en terreno.

Aquellos colaboradores que están fabricando el producto, vendiendo el servicio o gestionando labores administrativas como reclutar personal o realizar el mantenimiento de máquinas.

Es aquella labor que permite que las cosas sucedan, que la operación se realice. Que se cobre, que se venda, que se produzca, que se atienda, etc.

Muchos líderes, especialmente fundadores, se mantienen en este rol hasta el final, porque jugaron un papel fundamental en una etapa de crecimiento y les cuesta mucho desprenderse de ello. Puede pasar que un líder esté tan involucrado con la operación y la misma esté tan centralizada que sin esa persona todo colapse.

Ejecutar

Ejecutar: Aquí hacemos referencia a lo que tradicionalmente se conoce como nivel “ejecutivo”. Hablamos de aquellas personas que lideran equipos a lo largo de la organización. Quienes coordinan las tareas y se encargan de transmitir mensajes entre la operación y la dirección y viceversa.

El término de “jefes” ya está gastado. Pero el rol de ejecutar sigue vigente, porque es el nexo que articula las estrategias a lo largo de la operación. Además que es la primera línea de motivación y que se debe asegurar que el equipo se encuentra motivado.

También sirve como articulación para recopilar información y medir el desempeño. La ejecución juega un papel muy importante en la medición del desempeña e implementar cambios más profundos, cambios que para una persona de operación por sí sola resultan difíciles de aplicar ya que requieren mayor coordinación con miembros de la organización.

Quienes entran directo a esta categoría usualmente son los hijos de los fundadores o profesionales jóvenes que ya cuentan con un título universitario o de postgrado. Este es un riesgo porque recuerda que quien no sabe seguir directrices difícilmente pueda darlas.

Dirigir

El rol de Dirección hace referencia al pequeño grupo de las organizaciones que recibe información de muchas fuentes y en base a esa información toma decisiones trascendentales para el destino de la organización (si se vende, fusiones, alianzas estratégicas, nuevos negocios, etc.). Aquí entra el CEO, el Directorio y hasta los Accionistas (aunque en este último grupo hay un rol nuevo que no mencionaremos en este post que es el de Tener, o ser Propietario, cuyas características difieren de operar, ejecutar y dirigir).

De todas maneras, este es el rol que mantienen los fundadores, el preciado rol donde se centraliza el poder de la toma de decisiones. Ya más alejado de la operación, se apoya mucho en los roles ejecutivos.

Este nivel conlleva una responsabilidad gigantesca que muchas personas parecen omitir. Dirigir no solo es mover la cabeza hacia un lado para decir SÍ o NO, Aprobado o Rechazado.

La Dirección es responsable de trazar estrategias y establecer la visión que permita tomar mejores caminos ya sea financiero o empresarial propiamente dicho.

Tiene la obligación de estar conectada con la operación (por los canales pertinentes) para conocer el estado de la organización y detectar riesgos antes de que se conviertan en problemas.

Personalmente considero que cuando la Dirección toma la decisión de “reducir costos a través de despidos” no se cumplió a cabalidad la responsabilidad designada. Porque esta debería ser nuestra última opción y antes de llegar a ella tenemos que explorar otras soluciones.

Muchos fundadores, aún en rol de Dirección, quieren permanecer en la operativa, pero, aunque es fundamental que un director esté relacionado con la operación, no puede evadir sus responsabilidades, aquellas que vienen con el rol. Es como dedicarse a revisar cada uno de los productos fabricados sin notar que el mercado está en movimiento y tu producto está quedando obsoleto. O dedicarte a firmar autorizaciones sin prestar atención a que tus servicios tienen nueva competencia y que ésta es feroz.

3 roles muy diferentes dentro de la organización, especialmente a medida que la compañía crece. Recuerda identificar cuál es el rol que desempeñas, dónde necesitas apoyo de otras personas y si, día a día, tus acciones están alineadas con aquello.

Muchos caciques y pocos guerreros (muchos directores y pocos operativos) son igual de malos que correr sin saber dónde (operar sin ninguna dirección).

Buena caza.

Comparte nuestro contenido en tus redes sociales: