PERFLEX – Organizaciones, Negocios y Finanzas
info@perflex.es - info.perflex@gmail.com
+591 67049135

4 motivos por los cuales el esfuerzo no es proporcional al resultado

esfuerzo no es proporcional a los resultados

En las redes sociales está presente el debate de que para obtener mejores resultados tienes que esforzarte más, mucho más. Que hay que despertar a las 5 de la mañana y/o trabajar hasta las 12 de la noche. Pero, ¿son realmente proporcionales?

Suerte

Es innegable que en muchos casos la suerte juega un papel importante. Claro que cuando la suerte llega hay que estar preparados. Porque como dicen: puede que sea suerte, pero no es casualidad.

Esa frase es muy profunda. La dijo Chris Sacca en el libro de Tim Ferriss. Admite que la suerte tiene mucho que ver, pero al mismo tiempo plantea que cuando llega las condiciones tienen que ser propicias para aprovechar la oportunidad.

Se requiere esfuerzo, pero nunca está de más un toque de suerte. Conozco un emprendedor que trató por 5 años abrir su empresa, hasta que se sacó un premio de la lotería de alrededor de $10,000, aparte obtuvo un préstamo bancario, pero fue el esfuerzo y la perseverancia lo que hizo que su empresa crezca.

Enfoque

Ahora también está en boga el enfocarse en aquello que es fundamental para que nuestra organización logre resultados. Por ejemplo: si de 100 clientes, 20 representan el 80% de mis ventas, concentrarme en esos 20 (sin descuidar o desatender los demás) me permite apalancar mis resultados.

Muchos empresarios están prestando cada vez más atención a este tema de enfocarse en aquello que permite apalancar sus resultados en lugar de dejar que todo los absorba y los coma por completo.

Cómo usas los recursos disponibles

Es indudable que todos tenemos recursos disponibles, nuestras habilidades, talentos, tiempo, dinero, etc. Algunos tienen más que otros, pero finalmente cómo se usan esos recursos determina los resultados que obtendremos.

Son innumerables los casos de herederos de empresas familiares que no supieron usar la plataforma que tenían a su cargo y terminaron cerrando la operación mientras que, por otro lado, hay igual casos de personas u organizaciones que crecieron teniendo poco pero que lo usaron tan bien que les permitió lograr los resultados esperados, extraordinarios en algunos casos.

Para esto recomiendo un libro: El empresario del papel higiénico. Ilustra cómo puedes hacer Bootstrap en tu organización y exprimir cada centavo disponible.

No es lo que tienes, sino cómo lo usas.

Equipo

Otro punto que muchas veces se pasa por alto es el del valor del equipo. Las organizaciones grandes se centran en el líder visionario que empezó todo y gracias al cual todo sucede, pero, aunque es cierto que esa persona fue fundamental para el crecimiento, no lo hizo sola.

Detrás hay decenas, centenas y hasta miles de personas trabajando y apoyando para lograr que las organizaciones escalen.

Nunca debemos pasar eso por alto y creer que nuestro equipo es prescindible y que todo sucede gracias a una especie de divinidad que nos ha sido otorgada y que todo ha sido gracias solo a una persona. Porque no fue así.

Conclusiones

El esfuerzo es necesario para lograr cambios y resultados, sin duda, pero no es el único factor que interviene para lograr el éxito. Aquí hemos explorado 4, seguro hay más, de los factores que pueden apalancar tus resultados.

Aunque finalmente, como dice Seth Godin, el primer paso es hacer, empezar, e ir aprendiendo a través de la práctica.

Detente un segundo, mira a tu alrededor y analiza dónde y cómo intervienen estos 4 elementos que mencionamos aquí. Te permitirá notar que tus resultados pueden apalancarse.

De lo contrario, al rechazar esta tesis y centrarnos sólo en el esfuerzo estaríamos insinuando que personas como Mark Zuckerberg se esfuerzan infinidad de veces más que una empresa que vale $100 millones de dólares solo por los resultados que logran. Y no es así, esfuerzo y resultados no son directamente proporcionales.

Buena caza.

Comparte nuestro contenido en tus redes sociales: