PERFLEX – Organizaciones, Negocios y Finanzas
info@perflex.es - info.perflex@gmail.com
+591 67049135

3 motivos para respetar tu vacación.

respetar la vacación

En esta época mucha gente se encuentra de vacaciones. Pero muchas personas de ese grupo siguen atendiendo correos, llamadas, incluso yendo a la oficina.

Aquí 3 motivos por los cuales la vacación debería respetarse.

Cuando no estás

Cuando un líder toma vacaciones puede apreciar qué tan bien funcionan los procesos de la organización cuando no está y también puede ver qué tan centralizadas están las decisiones.

Si tu organización “necesita” molestarte durante tus vacaciones con temas triviales o si debes ir un día a firmar cheques o dar otro tipo de autorizaciones, es una señal de que los procesos no están marchando como debieran.

Trabajamos todo el resto del año para poder poner en marcha procesos que requieran menos de nuestro tiempo para ver temas operativos y poder enfocarnos en temas ejecutivos y directivos.

Pero, si incluso durante tus vacaciones recibes infinidad de llamadas “urgentes”, hay que hacer ajustes para la siguiente ocasión.

Y no solo se trata de los descansos, sino de posibles imprevistos. Viajes de negocios, bajas por salud, que algún familiar requiera tu tiempo. Si no puedes ni descansar, ¿Cómo podrá funcionar tu organización cuando requieras dedicar tiempo a alguna otra cosa diferente a vacacionar?

Respeta tus vacaciones y podrás respetar cualquier otra situación que requiera tu ausencia prolongada de la oficina.

Vacación del trabajo, no del resto de tareas.

Si bien los líderes cuentan con apoyo de su equipo para atender diferentes aspectos durante el año, hay algunas cosas que solo se pueden atender durante las vacaciones. Chequeos médicos anuales, trámites personales, mantenimiento de la casa, planificar (y pagar) las vacaciones, etc.

Son aspectos de la vida que no podemos negar y que exigen nuestra presencia. Si durante ese tiempo de “tareas” inusuales estamos atendiendo llamadas o respondiendo correos como cualquier otro día, estaremos más cansados que de costumbre.

Aprovecha este tiempo para hacer lo que tengas que hacer o, finalmente, lo que quieras hacer. Son vacaciones y aunque sean solo unos pocos días, aprovéchalos. Recuerda que estamos corriendo una maratón, y tienes que cerciorarte de mantenerte bien durante toda la carrera, no solo aguantar unos pocos kilómetros.

No sirve de mucho que vuelvas al trabajo cansado y que dentro de un par de meses nuevamente estemos fundidos. Está claro que incluso durante vacaciones tenemos que atender otros temas, por ello, respeta tu tiempo fuera de la oficina.

De hecho, puedes planificar un tiempo para atender esos pendientes y otro exclusivamente para el ocio y la recarga de energías.

No va a pasar casi nada… casi.

Es cierto que cuando uno no está se presentan situaciones fuera de lo común. Como si esperaran para que empiece tu vacación para aparecer. Muchas veces la gente se rasga las vestiduras porque como son temas inusuales nadie sabe qué hacer y un problema menor puede inflarse para parecer lo peor que pudo haber pasado. Y JUSTO en nuestra ausencia. Como una sombra que nos quiere convencer que nos necesitan, que no podemos darnos el lujo de descansar.

Totalmente falso, sé objetivo en tu análisis. Los problemas suscitados, ¿son realmente catastróficos? De serlo (aunque improbable) revisa el punto 1 de este artículo de procesos y centralización.

Pero en caso de que no lo fueran, ¿no será que queremos convencernos de que nos necesitan? ¿De que tenemos una función imposible de delegar en la organización?

Yo he visto esta forma de pensar, hace que los líderes alimenten su ego y al mismo tiempo lo hacen a costa de su tiempo libre. Poco a poco dejan de concebir una vida fuera de la organización. Una gran tragedia porque luego ya no queda ningún área en la vida a la que dedicarse y solo quedan el escritorio y la oficina.

No alimentes esto. La vida es mucho más que trabajar, no dejes que tu ego (o tus temores) te convenzan de que no puedes tomar un descanso, eres tan importante como cualquier otro colaborador, y por lo tanto también mereces la oportunidad de recargar energías.

Aprovecha estas situaciones imprevistas para que tu equipo actúe, empodéralos y recuerda formar líderes para que cada vez tengas menos preocupaciones al momento de tomar vacaciones.

Es muy improbable que pase algo catastrófico durante tu ausencia, pero es un hecho que si no descansas apropiadamente colapsarás (y contigo el resto de tu organización al estar tan centralizada).

Buena caza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *