¿Por qué es importante para un líder estar en presencia?

lider en presencia

¿Por qué es importante para un líder estar en presencia? No me refiero a estar físicamente en el lugar donde se lleva a cabo la operación, sino al estado mental de estar presente, ni a quedarse colgado añorando el pasado ni perdido en la ansiedad o expectativas por el futuro.

Estar en presencia es tal vez uno de los retos más grandes a nivel mental, ya que el cargo de líder exige aprender del pasado para proyectar una visión a futuro pero sin dejar de estar presente aquí y ahora.

Lo urgente del día a día no es estar en presencia

Tampoco me refiero a pasar los días apagando incendios y atendiendo situaciones “urgentes” únicamente. Liderar en presencia es aquel estado de estar aquí y ahora, estar, ser. No estar ahogado en un mar de urgencias.

Ojalá hubiese una forma más sencilla de expresar lo que es estar en presencia, de llegar a ese nivel de consciencia. Y si es difícil ponerlo en palabras lo es aún más ponerlo en práctica. Desconozco si hay “manuales” para lograr ello, y si existen dudaría de ellos porque es un proceso personal, que nadie podría recorrer por nosotros y que difiere de persona a persona. En este artículo me limito a resaltar su importancia y tratar de poner en palabras un estado que considero importante para el líder.

¿Por qué es importante para un líder estar en presencia?

Por un lado, porque perderse en glorias pasadas o en sueños futuros nos enceguece de lo que realmente acontece hoy y ahora. Cerramos los ojos a oportunidades, riesgos, y sobre todo, a la vivencia de eso… de vivir plenamente nuestro rol.

Porque la vida pasa, nuestra experiencia a cargo de un equipo u organización se va entre nuestros dedos y no estar en presencia, aparte de evitar que disfrutemos de dicha experiencia, hace que no rindamos como debemos.

El rol lo exige, estar aquí y ahora, disfrutar de la experiencia y dar nuestro mayor esfuerzo por cumplir con nuestro equipo. ¿Cómo puede liderar una persona que no está aquí? Ya hablé de que el cargo exige aprender del pasado para proyectar una visión de futuro, pero todo eso estando aquí y ahora, en presencia, en total consciencia de lo que acontece en nuestra organización y a su alrededor.

¿Será que preferimos perdernos en añoranzas del pasado o del futuro porque hay algo que encontramos intolerable en nuestro presente? Aún sé poco al respecto, pero consideremos que estar en presencia requiere aceptar dónde estamos, y quiénes somos, sin que esto implique caer en el conformismo, pero aceptarnos es un paso para evitar proyectar ansiedad futura o pasada sobre nuestro presente.

El pasado y el futuro puede que no existan, lo que existe es una serie de proyecciones que hacemos sobre nuestro presente y que lo nublan, evitando que estemos 100% en consciencia aquí y ahora. Es un tema que seguiré explorando en próximos posts. Pero de momento, estemos aquí y ahora.

¡Buena caza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.