PERFLEX – Organizaciones, Negocios y Finanzas
info@perflex.es - info.perflex@gmail.com
+591 67049135

Haciendo Negocios con Venezuela

Un año atrás empecé una negociación con un socio venezolano para un fabricante nacional. Mi trabajo es ser el nexo entre ambas partes y que el negocio se lleve a cabo. Comparto esta experiencia por si alguien tiene planeado hacer negocios con Venezuela, espero te sea de utilidad.

El socio y el fabricante se conocieron en una rueda de negocios, a partir de ahí el fabricante intentó concretar un negocio, pero por falta de tiempo el proyecto se estancó. Es ahí donde inicia mi participación, retomé contacto y vimos que la lista de productos que se estaba manejando era confusa y no tenía muy claras las condiciones comerciales ni los incoterms a utilizar. Entonces envié nuevamente la lista de productos aclarando condiciones comerciales e Incoterms.

Luego de un par de semanas con constante seguimiento el socio venezolano solicitó una cotización de alrededor de 9 productos; preparé la proforma con cantidades mínimas y precios FOB El Alto puesto que se estaba negociando un envío aéreo.

Esto dio lugar a la negociación y luego de algunos ajustes a la proforma se acuerda iniciar el registro de los productos indicados. No todos los rubros lo exigen, pero este sí.

Ya ahí me topé con un aspecto favorable, el mercado venezolano requiere algunos insumos con más urgencia que otros, por lo cual el socio venezolano pudo obtener permisos especiales de importación emitidos por su entidad regulatoria reduciendo el tiempo de registro de 12 a 3 meses.

Esto no significa que no se tuvieron que preparar varias carpetas y documentos, eso estuvo a cargo del fabricante, pero sí se redujo significativamente el tiempo de espera.

Obtenido el registro, el socio formalizó su orden de compra. Si bien desde el primer instante tuve una excelente relación con este socio y nuestra negociación se basó en la confianza, estoy al tanto de que la situación de las divisas en Venezuela es bastante compleja, especialmente para obtener dólares y hacer pagos al exterior. Aclaré que el tipo de pago sería de 50% al confirmar la compra (a través de la orden) y el restante 50% contra documentos de exportación (básicamente la mercadería viajaría ya pagada). El socio aceptó sin mayores inconvenientes, pero solicitó una proporción de 30-70. A lo cual el fabricante accedió, recibió el primer pago de 30% y empezó la producción.

Esto también puede representar una ventaja para los fabricantes puesto que el retorno sobre la venta fue inmediato y el tiempo de crédito fue nulo.

Para el pago, el fabricante no tuvo ningún problema puesto que el dinero llegó sin inconvenientes, pero, si bien no puedo entrar en muchos detalles, estoy al tanto de que el socio venezolano cuenta con una oficina en Miami e hizo a través de esa ciudad las transacciones al fabricante. Ese detalle evitó tropiezos con el problema cambiario que sucede en Venezuela.

Una vez contamos con la carga lista, se hizo el pago del restante 70% y se procedió al despacho.

Sí tuvimos alguna dificultad en encontrar vuelos hasta Caracas (y esto empeoró durante la pandemia) por lo que ahí tuvimos una demora de alrededor de 3 semanas. Pero encontramos un vuelo, fue hasta Caracas vía Miami y finalmente la carga arribó sin mayores inconvenientes.

Esa fue mi primera experiencia haciendo negocios en Venezuela y a partir de ahí el producto del fabricante tuvo muy buena aceptación y se abrió la puerta para nuevos pedidos cuyo tratamiento comentaré más adelante.

Si están pensando hacer negocios con Venezuela lo que resalto es:

  • Hay oportunidades de negocio. Claro que atraviesan una crisis, pero esto también ha generado oportunidades que empresarios venezolanos buscan cubrir.
  • Destaco la amplitud de mi socio y su visión, encontró soluciones a cada problema para no tropezar con cosas como el acceso a dólares.
  • Es un negocio atractivo al ser prácticamente al contado (es lo que recomiendo para los primeros negocios con los clientes).
  • Sé de un caso de un empresario que hizo una venta por $ 300 mil para un programa del estado venezolano y tuvo muchos problemas con el pago, de hecho, no sé en qué quedó, no hablo de negocios estatales con el estado de ese país porque no los conozco y no entraría por el riesgo que representa.

Te deseo muchos éxitos y suerte.

Buena caza, guerreras y guerreros.

Comparte nuestro contenido en tus redes sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *