PERFLEX – Organizaciones, Negocios y Finanzas
info@perflex.es - info.perflex@gmail.com
+591 67049135

¿Qué son las Finanzas Esbeltas y por qué son importantes?

finanzas esbeltas

Finanzas esbeltas no es un término común, de hecho, no sé si existe formalmente en el mundo empresarial. Aunque es algo de lo que todos hablan sin mencionar el término como tal. Hace referencia directamente a la eficiencia financiera de una organización buscando un correcto rendimiento financiero.

¿A qué se refiere?

A que nuestros recursos rindan lo más posible y no estén subvencionando a otras líneas/producto/servicio/etc que estén a pérdida. Un recurso que no rinde como debe es un desperdicio, y estamos rodeados de ineficiencia, ¿qué significa? que podemos usar menos «cosas» para lograr lo mismo o incluso más.

Apuntar a la eficiencia financiera, a que nuestras inversiones rindan lo más posible y que si no lo están, tomemos las decisiones oportunas para evitar subvenciones (hablamos al respecto en este post: https://perflex.es/como-evitar-la-subvencion-en-la-organizacion/).

¿Qué requiere de nosotros?

Constante análisis y estar al tanto del desempeño de nuestros activos y portafolio. Requiere nuestra comprensión del contexto interno y externo que rodean los activos y no solo esperar resultados a corto plazo con rendimientos mayores a 20%.

Un equilibrio entre estar al tanto pero no entrometerse. Mantenerse activo, por supuesto, pero no entorpecer la operación. Obviamente, no se trata de echarse sin hacer nada y esperar que el dinero empiece a llover.

Requiere de nuestro involucramiento para comprender la operación, remover todos los obstáculos posibles que puedan evitar el rendimiento de nuestra inversión y tomar decisiones oportunas para aumentar la eficiencia.

Las situaciones que perjudican nuestro rendimiento y evitan que alcancemos unas finanzas esbeltas no son tan fáciles de encontrar, no están ahí pintadas de amarillo con un letrero que dice: “Hola! Soy una ineficiencia”. Son como susurros que encontramos entrelíneas, en los pasillos, detrás de los números que analizamos y como menciono en un punto más adelante, nuestro equipo es un aliado muy poderoso e importante para identificarlas.

Tomar decisiones

¿Qué tipo de decisiones debemos tomar? Depende de nuestro estilo de gestión, hay quienes preferirán endeudarse más y correr más riesgos para lograr mayores resultados y otras personas prefieren liquidar deudas y operar con capital propio. Hay teoría al respecto, pero debemos conocernos para saber cómo y dónde nos sentimos más cómodos y se logran mayores resultados.

Como este blog trata de Personas y Dinero (en ese orden) no estoy de acuerdo con la decisión siempre “fácil” de “recortar personal”. Siempre que una empresa deja que sus costos escalen al punto de caer en la ineficiencia, la primera salida es recortar planilla.

Hay decenas de opciones antes de tener que recurrir a ello. Van desde un involucramiento activo del equipo para aumentar la eficiencia y las ventas hasta la reasignación de capital dirigiendo recursos a las líneas nuevas o fuertes de la organización.

Conozco a mucha gente que teme tomar decisiones grandes por temor a las repercusiones, mi caso es el contrario, me aterra lo que puede pasar cuando hay ineficiencia financiera y no hacemos nada al respecto. Es como dejar el grifo abierto y dejar que se nos vaya el agua.

La guía: Pareto

La poderosa regla del 20-80 no deja de impresionarme. Pequeños ajustes que tienen impacto profundo en la operación. Sin entrometerse, sin abandonar nuestro rol. Requiere la participación del equipo y alinearlo con evitar la ineficiencia operativa y, por lo tanto, financiera.

Pero este elemento es muy importante, la posibilidad de hacer un «pequeño» ajuste que puede tener un gran impacto en el rendimiento de nuestra inversión y en la eficiencia de nuestra operación.

El Secreto: La gente

Los números fríos arrojan parte de la realidad, el resto (tal vez la mayoría) lo obtenemos de nuestra interacción con el equipo y miembros del grupo de stakeholders, nuevamente mencionando que no debemos entorpecer la operación. Pero obteniendo información valiosa de las perspectivas de las personas.

Me sorprende cómo las finanzas se disocian tanto de las personas, como que al tener un portafolio de inversión nos diera la posibilidad de prescindir de interactuar con quienes están a cargo de lograr la eficiencia operativa.

Aunque hace unos años saltó eso de “no invertir en las empresas, sino en las personas”. Muy pocos (la verdad no conozco a ninguno) inversionistas se dedican a conversar profundamente con quienes están a cargo de lograr que las cosas marchen. Lo que más se acerca es una reunión al mes donde se tocan algunos temas administrativos y listo.

Finanzas Esbeltas

Es lograr que nuestra operación sea ágil, ligera, eficiente, sólida y no acumule ineficiencias. Una lucha continua porque siempre aparecen, son parte de nuestra labor como gestores. Estar constantemente atentos a estos temas para resolverlos, junto a nuestro equipo, y sacar el mayor provecho a los recursos, a nuestra inversión. ¿Por qué? Porque lo fácil es dejar las cosas así, pero nuestra misión es atender esto constantemente y no llegar al punto fatal de tener que recortar planilla, vender activos o estar ahogados en deudas.

Si no queremos problemas financieros mañana, debemos actuar hoy.

Buena caza.

Comparte nuestro contenido en tus redes sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *